7º Aniversario

Hoy hacemos 7 años... madreeee... como pasa el tiempo...
¡Esperamos que podáis seguir disfrutando de este blog tanto como nosotros durante como poco otros siete años más!

Warbacoa ´16

Este fin de semana pasado montamos por cuarto año consecutivo la Warbacoa de verano.


Finalmente este año estuvimos 15 personas y algun visitante que vino después de comer. Lamentablemente entre curro inesperado y estados febriles hubo cuatro bajas de última hora.

Por mi parte eché una partida a Malifaux, una a Infinity, y una nocturna a Zombicide con los valientes que nos quedamos hasta la 1 de la madrugada. Al final no pude ni ver ni pobar KoW, ni probar Mordheim en mesa de 90x90, ni...ni... como siempre, esque se pasa el día volando!


Como siempre un GRAN día que cunde muy poco pero en el que nos lo pasamos piruleta, y nos reencontramos con los amigos que vemos muy de vez en cuando. Ya tengo ganas de la de invierno, que ni me enteré de la del año pasado... ah no, que no hubo (señores de Azero Candente, dense por aludidos xd).


Hay que pensar una fórmula para que nos cunda más el tiempo. Creo que el año que viene en vez de a las 9 de la mañana diré de quedar a las 6!

El resto de fotos AQUI.

RikLok.


Camioncete soviético handmade


Pues resulta que iba a comprarme un camioncete, que era de lo poco que me quedaba para finalizar mi ejército soviético de Bolt, y me he encontrado con que todos los modelos de camión al menos de esta facción son "de venta directa", es decir, tengo que pagar gastos de envío y demás. Quiso la casualidad que viera un vehículo handmade en Face hace poco y me dije... leches, ¿y si pruebo a hacérmelo yo? total, lo peor que puede pasar es que acabe en la basura xD. ¡Vamos a ello!


-Hacemos el chasis básico, la caja de transporte con la textura de madera, y marcamos ventanas y demás... no importa si es un poco tosco, ya se lijará y se le dará mejor acabado en adelante. Para la forma y patrones me fijé en un vehículo alemán que vi por ahí (lamento no recordar la autoría) y que fui cambiando un poco a mi antojo tratando de que se pareciera más a un Zis-6 soviético.




-Un tema peliagudo son las ruedas, lo ideal sería conseguir algunas o clonarlas de piezas que ya tengamos, si no es posible como en mi caso, siempre podemos tirar del "desguace" de algún juguete. Vale, las llantas no pegan mucho, y menos en este modo Thug Life, pero ya las disimularemos.



-Para los faros he escogido unas piececillas de lego básicas, que las he rellenado con masilla que he texturizado luego. También he hecho un pequeño símbolo de marca con masilla para darle algo de juego, y añado con cartón detalles como las tiras metálicas en la caja de transporte o las franjas transversales en la puerta. La diferencia entre algo que parezca un juguete y una maqueta de acabado más profesional es la cantidad de detalles que le déis... ¡no seáis tacaños en este paso! Lo agradeceréis a posteriori.



-El material tiene un poco de mala leche a la hora de pintar, es fácil que salte la pintura... Por eso primero lo he imprimado con un tono marrón en spray sintético. Sobre esta base y ya con pintura acrílica le doy el color deseado y le hago las luces con el aerógrafo, esta herramienta, incluso uno muy básico, es de gran utilidad a la hora de pintar vehículos y cosas grandecillas, así como para dar imprimaciones y barnices en capas finas y homogéneas.



-Empezamos también los detalles:metales, ruedas, repasar los recovecos con negro diluido y el trabajo de "suciedad" en el vehículo. Con una esponjita y un varios tonos marrones vamos dándole a los guardabarros y a otras zonas por aquí y por allá.



-Seguimos con el mismo procedimiento, con otro marrón más oscuro hacemos el efecto barro en una zona más pequeña, de este modo parece un barro "fresco", distinto al que habíamos puesto anteriormente. Además con pigmentos damos un tono anaranjado por aquí y por allá que le añade variedad cromática al conjunto y más realismo. Tambien hemos hecho algunos desconchones con el mismo método y en color negro.



-Últimos detalles, retocamos lo que sea necesario, pintamos cristales y faros y le ponemos una calca con la estrella roja que terminará de darle el toque soviético. También le damos un par de capas de barniz, para que el manoseo y el roce con las miniaturas no de al traste con el trabajo que hemos hecho mientras jugamos con él... ¡Y a disfrutar en mesa!



-¡Terminado!, listo para jugar y con muy buen aspecto. ¡Acelera Dimitri!, que ese Tiger que nos encañona no parece albergar buenas intenciones...




Espero que os guste el artículo, la verdad es que, más allá incluso del ahorrarse pelas o de que el acabado haya sido mucho mejor de lo que preveía inicialmente, el proceso es muy divertido. Recordad, si os gusta... ¡no dudéis en dar like a mi página! Red Studio


Y nada más, un saludo.
Estetioeslahostia.